ESTUDIOS Y PUBLICACIONES
07/08/2018

Reciclaje y Residuos, tema transversal en el Cambio Climático

Resumen:

 


Recuerdas cual fue tu primer móvil, tu primer pc, tu primer reproductor de música,..- ¿te has puesto a pensar en la cantidad de dispositivos que has usado desde que comenzaron a ser accesibles para ti?, en estos momentos estás leyendo este artículo desde un dispositivo personal o computador, cada año se generan en el Mundo cerca de 50 millones de toneladas de basura electrónica, esta situación es provocada por la innovación y desarrollo de tecnología que genera nuevos productos en muy poco tiempo, esta situación está contribuyendo al cambio climático, por todo el ciclo de vida de producto, que termina siendo basura tóxica que no recibe el tratamiento adecuado en la mayoría de los casos.


Solo por considerar los electrónicos como uno de nuestros residuos más difíciles de manejar y reciclar, tomando en cuenta uno de los conceptos de la sostenibilidad, como lo es la huella de carbono, la cual se basa en el cálculo de los gases de efecto invernadero (GEI) emitidos y el impacto que tienen en el medio ambiente nuestros hábitos de consumo y estilo de vida, siendo los dispositivos electrónicos un grave problema global de contaminación y sobre explotación de recursos.


Ya en el 2015 se reportaba que los países que generaban mayor cantidad de residuos electrónicos en el mundo eran Estados Unidos y China, seguido porNoruega, Suiza, Islandia, Dinamarca, Reino Unido, Holanda, Suecia y Francia. En el caso específico de Latinoamérica encabezan la lista Brasil yMéxico seguidos por Argentina, Colombia, Venezuela y Chile.


Latinoamérica es una región donde existe una gran riqueza natural, pero en contraste, hay deficientes programas y mecanismos que no permiten que esa riqueza pueda ser aprovechada bajo un modelo que impulse la sostenibilidad. Si se adoptara una política de desarrollo sostenible por los países de todo el continente americano, estaríamos llegando a mejores niveles de calidad de vida, bienestar y prosperidad. De los 21 países de la región de América Latina y el Caribe, sólo Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México y Perú, tienen marcos regulatorios para la eliminación y el tratamiento de estos residuos. Sin embargo, sólo Costa Rica, México y Brasil cuentan con empresas de reciclaje que cumplen con el estándar internacional R2, que busca proporcionar más seguridad para el medio ambiente y la salud de los trabajadores.


Así mismo de acuerdo a información del banco mundial, ningún país en América Latina supera el 15% de residuos reciclados, comparado con países de la Unión Europea o Estados Unidos. Estos datos nos muestra que aún estamos lejos de contar con un sistema adecuado de Reciclaje, en especial en el área de manejo de RE (Residuos Electrónicos). Cabe mencionar también, que los países con tasas más altas de reciclaje son los países desarrollados, quienes a su vez son los que más residuos generan, como ya lo he mencionado.


La economía de mercado y consumo nos influye a usar y desechar productos, sin preocuparnos por el impacto de ellos en el ambiente. Esta manera de vivir, se ha demostrado que no es sostenible, debido a que los recursos naturales –no renovables- que se explotan y la energía consumida para la fabricación de todos los bienes y servicios genera contaminación y emisión de gases de efecto invernadero en todo su ciclo de vida.


En muchos países en desarrollo no existen los mecanismos e infraestructura necesaria para el manejo correcto de los residuos generados por la comunidad, con lo cual los problemas ambientales se agravan, ejemplo de ello, en Latinoamérica países como Perú y Bolivia tienen la tasa de reciclaje más baja de toda la región, con un índice del 3%.


Pero ¿Qué hace falta para que en nuestras ciudades exista un verdadero sistema de aprovechamiento de los residuos? Desde mi perspectiva y experiencia, falta una verdadera voluntad de cambiar y una actitud de solución al problema. Un buen inicio para provocar el cambio, es aprender las3R’s de la ecología (Reducir, Reusar y Reciclar), integrándolas como parte de nuestro estilo de vida. Empezando a Reducir el consumo de artículos y productos que son desechables o que vienen de lugares lejanos; Reusarobjetos y artículos, con sus variantes reparar y regalar y por ultimo Reciclarcomo una cultura ambiental de responsabilidad, para lo cual se requiere una infraestructura local mínima y operante, también es importante que al sector informal del reciclaje se le ofrezcan los estímulos para fomentar su formalización, también para que el digno trabajo que realizan sea recompensado con mejores condiciones laborales y se le dé la importancia que tiene su labor, ya sea desde el sector público o privado.


En este sentido, las organizaciones de la sociedad civil vienen empujando, la mayoría de las iniciativas de reciclaje, consumo local, educación ambiental, conservación y restauración ecológica, todos los cuales inciden positivamente en la problemática de los residuos, ya que el sector se maneja por la sinergia y voluntad de la sociedad para mejorar sus propias comunidades. En este punto los residuos y el reciclaje, se presentan como un desafío y oportunidad, por ejemplo para reciclar los residuos y aprovechamiento de la energía; el incremento de los volúmenes de desechos, pueden ser una fuente de empleo al impulsar la industria del reciclaje en cada país, al mismo tiempo se convierte en una opción de mitigación de cambio climático. A nivel mundial los residuos aportan entre 3–5% de las emisiones GEI aproximadamente- con lo cual existe una oportunidad de cambio en nuestros países.


Los desafíos que enfrentamos al hablar de la situación por contaminación de residuos, son los referentes a peligros para la salud del ser humano y la degradación del medio ambiente — flora, fauna y ecosistemas- , por lo tanto es indispensable desarrollar una visión y modelo, evaluando opciones con mayores ventajas ambientales, sociales y económicas que los rellenos sanitarios o vertederos tradicionales, siendo el reciclaje una comprobada solución, en la etapa de disposición final de nuestros residuos.


La otra cara de la moneda del reciclaje, es la actitud ante el cambio climático que tiene el usuario final de los productos, que se convertirán en desechos. Mientras que la comunidad no tenga acceso a la información, conocimientos y herramientas que les permita entender los conceptos de sostenibilidad, huella de carbono, cambio climático, será complicado que hagamos cambios en nuestros hábitos de vida y consumo. Los gobiernos nacionales, las organizaciones civiles y las organizaciones internacionales trabajan para desarrollar e implementar cada vez más soluciones y así influir, en el pensamiento y acciones de los ciudadanos en cada país, para que participen activamente en la reducción del cambio climático y sea visualizado como un problema global. Al generarse esta influencia dará como resultado políticas, planes y acciones que se adaptan a los objetivos específicos de cada nación, para aportar a la reducción de las emisiones de GEI y crear condiciones para que se den también acciones de adaptación y resiliencia en la medida que las naciones llegan a los niveles acordados en la COP de Paris en 2015.


Christiana Figueres, en su exposición en TED “The inside story of the Paris climate agreement”, habla sobre el reto que le represento estar a cargo de las negociaciones con los líderes de los países integrantes de la ONU responsables con respecto a los compromisos de emisiones GEI de cada país, recuerda que no había fe de que un acuerdo climático pudiera ser posible en la COP 21, en París el 2015, finalmente el acuerdo firmado por 195 países, es un precedente en la capacidad de cambio que tenemos como seres humanos y que cuando existe optimismo, toda situación puede ser posible, Christiana cito en su charla esta frase, “No hay manera de que se pueda ganar una lucha sin optimismo”, todo comenzó a ser posible cuando adopto una actitud positiva y optimista, es por eso que mientras en la mayoría de la población mundial, el tema solo se concibe como noticia de televisión o como algo remoto que sucede en otros países y no en mi ciudad, el cambio climático seguirá avanzando peligrosamente. Otro momento brillante de su presentación explicaba, que un acuerdo climático se veía imposible, pero imposible es solo una “actitud”, si cambiamos nuestra actitud todo puede ser posible.


De esta manera cuenta Christiana, se logró el acuerdo de Paris en 2015, la actitud que tenemos sobre el cambio climático y el optimismo, marco la diferencia para que se diera la histórica firma. Utilizando el mismo modelo y visión, podríamos dar un giro trascendente hacia la sostenibilidad de las ciudades, además de otras soluciones que ya se están integrando como la movilidad, eficiencia, energía renovables, espacios públicos más armónicos con el ambiente, la conservación de áreas naturales, encontramos que es un tema transversal el del manejo de los residuos en general –y especialmente el de electrónicos-, que todas estas actividades y soluciones genera. Es indispensable ser coherentes en mantener con un impacto bajo en carbono y nuestro estilo de vida, debe generar la menor huella de carbono y esto se puede complementar con la responsabilidad de los residuos que cada uno de nosotros generamos.


Este acuerdo nos inyecta optimismo, incrementando nuestra voluntad para seguir avanzando en la búsqueda de soluciones que puedan contribuir a la reducción del cambio climático, desde una visión global cada acción local cuenta, si reflexionamos sobre nuestro modo de vida en base a la información que ha sido planteada en este articulo, podemos asumir que adoptar el hábito del reciclaje de residuos es una acción asequible para toda comunidad y ciudadano, es aquí donde podemos hablar que unaPerspectiva Zonal como la propuesta por el Proyecto ZEROCO2, puede ofrecer mejores ventajas en comparación con los modelos actuales, ya que se pueden resolver las problemas y prioridades puntuales en zonas específicas, donde la contaminación por residuos requiere de una acción inmediata. Contar con proyectos de manejo de residuos y reciclaje son una necesidad en las ciudades, ya que mejoraran la calidad de vida de la comunidad.


Un Modelo Zonal también genera colaboración y compromete a todos los grupos de interés presentes en dichas zonas, los hace participes de la generación de mejoras y visualizar nuevas oportunidades que se pueden aprovechar. Existen más beneficios que nos ofrece el adoptar un Modelo y Perspectiva Zonal que se van integrando conforme el modelo se implementa, con la participación de la comunidad y es ahí donde radica su mayor fortaleza, ya que este modelo genera la integración de la comunidad en la puesta en marcha de proyectos, soluciones y desarrollo de nuevas ideas para contar con ciudades más inteligentes, más sostenibles y con una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos.


Finalmente podemos asegurar que el reciclaje puede ser una forma de ayudar al medio ambiente, es por ello, que les invito a solicitar información con las autoridades ambientales de tu localidad para ser parte de la solución, el cambio climático es un problema de actitud, si cambiamos de actitud ante el problema, la solución aparece ante nosotros.


“Juntos podemos contribuir a tener un Mundo Sustentable, Saludable y Próspero”


Por Ricardo Enrique Ruiz, Colaborador de ZEROCO2.


*Publicado Originalmente en la cuenta en Medium de ZEROCO2


 




 


ZEROCO2 está muy interesado en generar un espacio que permita el desarrollo de nuevas soluciones y la colaboracion de todos en la promoción, diseño y desarrollo de los proyectos e iniciativas propuestas. ¿Está interesado en unirse? ¿Quiere saber más sobre como colaborar?

Invitamos a empresarios, empresas, organizaciones publicas, ONGs y toda la comunidad a colaborar. Solicita el Formulario de Adhesión o más Infomación: zeroco2(a)re-imaginegroup.com 




 

Contactenos


Para acceder a nuestra base de datos de estudios, investigaciones y otras publicaciones deberá estar registrado como cliente .



Empresa | Sectores | Servicios | Proyectos | I+D+i | Colaboradores | Clientes | Contacto | Home